jueves, 5 de febrero de 2015

Admiten amparo a favor de nueve universitarios suspendidos por protestar

Tegucigalpa, Honduras (Conexihon).-  La Sala de lo Constitucional de la Corte Suprema de Justicia admitió el recurso de amparo número 03-2015 a favor de nueve estudiantes suspendidos de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras en el Valle  de Sula (UNAH-VS), en la Costa Norte de Honduras.
 
Esta demanda fue admitida el 28 de enero de 2015 sin suspensión provisional del acto reclamado, es decir, que continuarán, por ahora, sin ingresar a la universidad mientras la Corte analiza si violentaron sus derechos constitucionales al suspenderles por las protestas que realizaron el año anterior.
 
El amparo fue promovido por los abogados Víctor Antonio Fernández, Omar Menjivar Rosales y René Ramón Morales Pineda del Movimiento Amplio por la Dignidad y la Justicia (MADJ).
 
De igual forma, seis estudiantes de la Ciudad Universitaria de la UNAH, en Tegucigalpa, en la zona central del país, interpusieron una acción de amparo el 30 de enero pasado. 
 
La abogada Kenia Oliva, integrante del Centro Pen Honduras, promovió la demanda alegando que a los estudiantes se les violentaron garantías constitucionales y pidió suspender el acto reclamado, es decir, dejar en suspenso el bloqueo de las cuentas estudiantiles que impidieron a los universitarios matricularse este período, explicó el estudiante de Periodismo, Cesario Padilla.
 
Los estudiantes fueron expulsados tras protestar por la aprobación de un Reglamento Interno sin la participación de los universitarios y por la obstaculización de los proyectos de organización estudiantil para participar desde las asociaciones de estudiantes en cada facultad, explicó Padilla.
 
Las jornadas de protesta se han realizado en la Plaza de las Cuatro Culturas y en ningún momento se ha obligado a nadie a participar, los educandos pasaban por el lugar, les llamaba la atención la jornada de protesta y se quedaban en el lugar, indicó el universitario.
 
Explicó que los estudiantes del UNAH-VS, además de apoyar la lucha estudiantil en Tegucigalpa, han protestado con el fin de lograr más presupuesto en su centro de estudio.  Al respecto, el periódico Presencia Universitaria, informó el 22 de noviembre de 2014 que quienes difunden las denuncias de los estudiantes son “ingenuos o hacen gala de desconocimiento”. Este medio publicó también que los estudiantes “son requeridos a dar cuentas de sus actos, entre ellos, de impedir la impartición de clases sacando a los profesores, impidiendo el acceso o tomándose los edificios”.
 
En relación con el mismo tema, la rectora de la UNAH, dijo a Presencia Universitaria que «las organizaciones defensoras de Derechos Humanos, las históricas, se sumaron a vernos como enemigos y a calumniar en las redes sociales, hablaron de armas letales en la UNAH, de represión, persecución y hasta desaparición temporal de estudiantes. Dejé de respetarles...».